¿EL PRESIDENTE HIZO BIEN O HIZO MAL?

De todos es sabido que en los últimos años la mayoría de cubanos que ingresan a Estados Unidos, no lo hacen por persecución política, sino por problemas económicos.

No es justo que a los cubanos se les otorgue el privilegio de permanecer en Estados Unidos legalmente por el sólo hecho de tocar suelo estadounidense. No es justo ni con los mismos cubanos que han luchado tenazmente -al igual que otros inmigrantes-, durante décadas para vivir dignamente, pagando sus impuestos y aportes al Seguro Social, que otras personas llegan de la isla, de inmediato y sin haber trabajado ni un sólo día, reciban dádivas inmerecidas por el mero hecho de haber nacido en Cuba.

¿Por qué los cubanos recién llegados no comienzan a trabajar, como los demás, tan pronto llegan? ¿Por qué tienen que estar por encima de otros inmigrantes, incluyendo perseguidos políticos que huyen de la violencia?

¿Es justo que el Estado tenga que erogar enormes cantidades de dinero de quienes pagan impuestos para asistir con sellos de alimentos, ayuda suplementaria, servicios médicos para auxiliar a muchos “perseguidos políticos” quienes tan pronto reciben las tarjetas de residencia, regresan a la isla en la que eran ”perseguidos” a darse la gran vida?

Antes de criticar la derogación del privilegio de ”pies secos, pies mojados” sería justo analizar imparcial y serenamente la determinación que tomó el actual presidente Barack Obama.

 

José M. Burgos S.

burgos01@bellsouth.net

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s